Untitled Goose Game (Switch)

De vez en cuando hay cosas a las que no puedes resistirte: ¿Un helado en pleno verano? Hecho. ¿Dormir toda la mañana un domingo? Hasta las tres de la tarde. ¿Ser un ganso y hacerle la vida imposible a un pueblo? Dime dónde tengo que firmar.

Las ideas más estrafalarias son las que más destacan, pero más allá de esa sorpresa inicial, ¿UGG consigue ser un buen videojuego, o sólo es carne de YouTube con adultos usando voces muy agudas?

u1

Jugabilidad: Desde una vista aérea manejamos al intento de cisne que somos, moviéndonos con el stick izquierdo, graznando con un botón y cogiendo objetos con otro. Se pueden mover las alas y alejar/acercar la cámara, pero eso es todo. Es un control satisfactorio, aunque al principio pueda dar algún problema por la inercia que existe al correr. Se siente como que realmente estamos encarnando a un ganso, y el simple hecho de moverlo es divertido.

El mundo se compone de varias salas interconectadas que recrean un pequeño pueblo. Aquí nos encontramos con objetos más o menos reales y comunes con los que interactuar -que es prácticamente todo lo que hay-, así como a personas que sólo viven su día a día. Hasta que llegamos nosotros. Nos dan una lista de objetivos que debemos cumplir para poder avanzar de una zona a otra y, de forma habitual, hacerlos significa molestar, enfadar, golpear o robar a alguien. Sobre el papel, el juego adquiere aquí un tinte de aventura gráfica o de resolución de puzles, donde se consigue una acción-reacción propia de estos géneros: si uso este ítem pasará algo, el PNJ hará esto, y así superaré el obstáculo que hay en el camino.

u2Y aunque esta es mecánica se mantiene durante toda la aventura, el papel se diluye con una facilidad que parece provocada (spoiler: es provocada). Con decenas de cosas por delante, los pueblerinos reaccionan a prácticamente todo lo que hagas, aunque no esté en la lista. A su vez, también existen varias formas de lograr los objetivos que piden, para empujarte a que pienses fuera de los límites habituales. Es aquí, y solamente aquí, donde UGG abraza su potencial, en la experimentación libre, en darte esta caja de arena que es el pueblo y tentarte a que pruebes nuevas formas de enfadar a todo el mundo, sólo por saciar tu curiosidad.

¿Fracasa cuando tratas de jugar de una forma más clásica, cumpliendo la lista y nada más? No… pero sí, pues son más un tutorial que otra cosa, por lo que no debería ser esta tu razón para comprarlo. Es un videojuego que sirve para desconectar un rato y reírte con las reacciones que consigues. Eso lo logra sin despeinarse.

Historia: Encarnamos a un ganso que, siendo justos, se acerca bastante al concepto que tengo de estos animales; el hijo del diablo y la encarnación del puro mal. Este tiene por afición hacerles la vida imposible a las gentes de un pacífico pueblo perdido.

Aunque carece de cualquier hilo conductor, el humor absurdo está presente en todo momento. Untitled saca tu mala baba, por poca que sea, y la explotará hasta que te sientas satisfecho con lo que estás haciendo a estas personas. Peligroso en según qué manos.

A pesar de la ausencia de diálogos, viene completamente traducido al español. Salvo un par de detalles menores no he notado problemas con la traducción.

Arte/Tecnología: Haciendo uso de un estilo minimalista, de colores claros y formas simples, el juego de House House parece sacado de un cuento infantil más que otra cosa. Lo cual, sabiendo de qué va, es una ironía enternecedora. Como siempre en el arte todo va por gustos, pero en lo personal creo que no sólo se ve muy bien, sino que también funciona. Hacer algo de este estilo permite que todos los elementos sean visibles, y los colores pastel ayudan a que nada se sienta sobrecargado o abrumador.

Esta simpleza también ayuda mucho a lo técnico, que se puede permitir unas animaciones fantásticas al no centrarse en otros procesos. Para sentirse como un ganso el animal tiene que moverse como uno, y esto se hace todo el rato: posturas, lo torpe que puede llegar a ser, como anda con sus patas, esa inercia al girar… aunque todo el mundo está bien animado, es en el Satanás alado donde brilla. Algo que era necesario, en cualquier caso.
u3

Por último, contamos unas físicas que no son precisamente realistas –ni mucho menos-, puestas al servicio del humor. Provocan situaciones divertidísimas, y encajan en todo el concepto como un guante. Y bueno, al menos hay físicas, algo que otros juegos más potentes sólo pueden soñar.

Música/Sonido: Partituras clásicas que se usan con mucho acierto, dándole a nuestro ganso una banda sonora alegre y ligera, como si fuera un niño quien la estuviera imaginando mientras se lo pasa pipa con sus juguetes. Se adapta perfectamente a cada situación y en este caso, a diferencia de otros, estas composiciones se han recreado con una calidad excepcional, por lo que el audio es un acompañante de lujo y parte integral de la experiencia global.

Apenas hay efectos de sonido, pero a los que están se les nota un cuidado extraordinario. Pisar la hierba y notar como el sonido de los pasos cambia, que el graznido varíe según lo que tengamos en la boca… Probablemente el “¡Honk!” del animal se vuelva viral, ya que es bastante característico -y divertido de usar-.

Duración/Dificultad: En la aventura como tal, con sus retos, UGG es realmente sencillo. Por supuesto, puede que te tropieces con tu talón de Aquiles particular –en mi caso fue algo relacionado con un sombrero-, pero no es lo común y, como decía antes, se sienten más un tutorial que otra cosa. Dura entre dos y tres horas, algo más si decides hacer puzles extra que aparecen sólo cuando te has pasado el juego o el modo contrarreloj, donde puedes ponerte a prueba para completarlo en el menor tiempo posible.

Pero me gustaría volver a recalcar que la lista de cosas para hacer no se limita a lo que te proponen ellos. Hay mucho más si decides dedicarle tu tiempo. Si no es el caso, y quieres ceñirte a lo que te ofrecen de primera mano, se queda demasiado corto de contenido, por lo que no podría recomendártelo a su precio actual.

En resumen: No dejes que te lo enseñen. Untitled Goose Game basa todo su atractivo en el descubrimiento y el humor que se produce con ello. Si te quitan eso, no queda nada. Y sería una pena, porque es todo lo que tiene 6/10. Es muy corto, fácil y, como juego de puzles, no llega al nivel de brillantez de otros juegos. Pero tampoco parece que sea lo que busca, así que no debería ser lo que esperes encontrar. Un momento de relajación, música clásica, y sentirte como uno de los seres más malvados que la creación nos ha dado. A veces, simplemente, no se necesita más.

u4

Todos mis años en juegos de sigilo me han llevado a este momento.

 


Consola usada: Switch 32 GB

  • Modos usados: TV/Portátil
  • Jugado con mandos Joy-Con’s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s