El Mundo de Nubla (PS4)

A veces hay juegos que nacen con la idea de ser “algo más” que un entretenimiento. De tener algún factor que les aleje de ser un simple  disco que poner en la consola. En este caso, la gente de Gammera Nest  ha tratado de que su juego sea un producto educativo más allá del videojuego.

Vamos a pasar una noche en el museo… curiosa. No, esa no es la palabra que estoy buscando. Ojalá lo fuera.

n1

Jugabilidad: No sé exactamente como definirlo ¿plataformas en 2D? ¿aventura gráfica? ¿mini-juegos al azar? tiene un poco de cada. Nos movemos de forma lateral por escenarios que a veces tienen un ligerísimo componente de plataformeo, otras veces tenemos que recoger un par de ítems para usarlos en alguna parte y abrir el camino… y terminamos con tres o cuatro mini-juegos tan novedosos e interesantes como “Simón dice”.

En cualquiera de los casos, es terrible. Los controles responden tarde y mal, te puedes quedar flotando en el borde de la plataforma a la que has tratado de saltar -sin poder subir a ella-, cualquier prueba existente es de lo más simple que te puedas imaginar y, lo más divertido, han decidido que el personaje se mueva de la forma más lenta posible por… razones. Razones que sólo logran que quieras tirarte de los pelos para llegar al otro lado de la pantalla.

n3Quisiera hablar más en profundidad de las mecánicas del juego, pero es que no las hay. Puedes manejar a distintos personajes, aunque sólo uno por partida y tienen distintas habilidades que… no influyen en el desarrollo. Alguien pensó que era buena idea ponerlas, porque sí, y a otra cosa.

Historia: Pero, no pasa nada. El objetivo es ser educativo. Así que nos mete en un museo, concretamente el Thyssen-Bornemisza, con el objetivo de restaurar la memoria de un elefante y por el camino recuperar los cuadros del lugar mientras leemos frases que intentan sin éxito ser bellamente incoherentes. Genial. Pero… ¿por qué no me siento más culto? Espera, déjame leer la contraportada del juego un momento:

Nubla, es además de un juego, un interesante proyecto educativo que pone en diálogo el arte, la tecnología y las nuevas narrativas. Se genera de esta forma una relectura y se reinterpretan de forma creativa las obras del museo.

¿Qué obras? ¿Qué autores? ¿Qué arte? ¿Qué nueva narrativa? En Nubla  no te contarán absolutamente nada de las distintas obras que visitas. Cero. Ni una gota de información. Por lo tanto, si no las conoces de antes, no te enterarás en dónde estás entrando. Pero si las conoces ya… ¿qué aprendes?

Arte/Tecnología: El único motivo por el que existe el juego. EMdN trata de sumergirnos en cuadros famosos… sin que sean realmente los cuadros reales. Al menos han imitado bien el estilo de los originales y los nuevos escenarios dan con acierto en el estilo que tratan de reproducir.n2

Aunque tampoco es una maravilla. Los fondos están en muy baja definición, las animaciones rozan la vagueza extrema y me he tropezado con un par de bugs  que no fueron importantes, pero que se dieron en muy poco espacio de tiempo (algo que, por otra parte, es inevitable. Pero hablo de ello algo más abajo).

Música/Sonido: Si bien el apartado sonoro podría sonar de forma bastante disfrutable, sea quien sea que lo haya integrado en el juego lo ha destrozado. Suena fatal, no han cuidado los loops  de la canción por lo que distingues perfectamente el principio y el final, y han llegado a cometer la atrocidad de, aún con esas, meter alguna canción de un minuto en un escenario que dura cinco.

Es algo que ciertamente me molesta, porque son composiciones clásicas dignas de oír… en otro lugar.

[Para este análisis no hay muestra musical, ya que no he podido encontrar el sonido del propio juego. Y enseñar música clásica porque sí, sin mostrar la calidad real con la que jugarás, me parece ridículo.]

Duración/Dificultad: Si por alguna extraña y bizarra -de valiente, no de rara- razón estuvieras planeando comprarlo aún, es mi deber informarte de que tan enriquecedora experiencia dura cuarenta minutos. Sí, cuarenta minutos. Ahora mira el precio y piensa si con ese dinero podrías estar haciendo algo mejor con esos 40 minutos de tu vida.

¿Y reto? ya he dejado entrever que no, pero seré claro: No. En todo el juego no hay nada que suponga un desafío por pequeño que sea, ni mental ni de habilidad. El PEGI 3  nunca estuvo mejor elegido, porque es la edad recomendada para jugarlo.

En resumen: Puedo comprender que un juego es difícil de hacer y muchas cosas se tuercen en el desarrollo… Lo que no puedo es comprender como El Mundo de Nubla  ha ganado todos los premios que luce con orgullo en su carátula. Quiero decir, no se necesita ni una hora de juego para ver que hay algo muy mal con él 2/10. Lo poco que hace en el plano jugable lo hace de una forma desastrosa, y como producto educativo simplemente es nefasto. Sinceramente, entiendo por qué la tienda lo regalaba. Ahora soy yo el que se lo tiene que encasquetar a otro.

n4

La gran pregunta está al principio del juego: ¿quién quieres que sufra más?


Consola usada: PlayStation 4 Pro 1 Tb

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s