Uncharted 2: El Reino de los Ladrones Remasterizado (PS4)

[Este análisis pertenece a la versión remasterizada que viene en el pack Uncharted: The Nathan Drake Collection, que incluye los tres juegos lanzados en PS3.]

Tras una mediocre primera entrega, me enfrento a la continuación directa, y cojo este Reino de los Ladrones  con unas expectativas completamente nulas. Quiero decir, con una base tan mala ¿quién podría hacer un buen juego? Sólo estoy aquí para ver la lenta e inexorable caída de Naughty Dog. ¡Ven y riámonos juntos!

 

Jugabilidad: Exactamente la misma que en El Tesoro de Drake. Inalterable; coleccionables, plataformeo y disparos. Y esta vez… funciona.

Como diría un personaje de la saga, maldita sea, funciona. No nos engañemos, el control sigue siento tan malo como siempre, pero se las han ingeniado para que el diseño de niveles solape en (casi) todo momento esta enorme carencia. El nivel ha subido de forma espectacular y los escenarios, aún lineales, son muchísimo más variados, con más posibilidades en ellos y diferentes entre sí.

El cómo han mezclado de una forma tan orgánica plataformeo y disparos me sigue sorprendiendo, considerando que en la primera parte estaban perfectamente diferenciadas. Por su parte las secciones de plataformas están más conseguidas, con un Nathan que esta vez sí cumple el objetivo de ir a dónde debe ir, gracias a que estos momentos se han diseñado mejor y no hay tanta libertad de movimiento a la hora de saltar. Podremos centrarnos en a dónde queremos saltar y no cómo queremos saltar, como debió ser desde el principio. No significa que nos libremos de errores -repito, el control sigue siendo pésimo en lo referente a saltar- pero por lo menos está más contenido y controlado. La exploración también ha recibido un ligero empuje, con caminos secretos que no se ven a simple vista y un centenar de tesoros que, al fin, están bien escondidos. Hay momentos de puzles, pero son los menos y están sólo para rellenar lo básico.

u2Y a pesar de que se siguen usando el mismo tipo de armas que la entrega anterior -con alguna incorporación nueva-, a pesar del mismo apuntado lento y a pesar de que el sistema de daños sigue siendo ineficiente, los tiroteos también han sido mejorados fruto del diseño de escenarios, mucho más natural esta vez, con coberturas más diseminadas, con más caminos para moverse o afrontar estrategias y sobre todo, porque esta vez el cuerpo a cuerpo y el sigilo sí son una opción, no como la anterior entrega. Es posible pasarse tramos del escenario enteros a base de ejecuciones desde coberturas sin que nos vean, dándole un soplo de variedad y estrategia al juego. No es el mejor sigilo que existe  -de hecho es bastante simplón- pero está ahí y es una posibilidad viable que ayuda al que la busque. El combate mano a mano se ha cambiado y ahora ya no depende de combos, sino de pegar y esquivar cuando sea necesario.

Historia: Intentando ir un poco más allá de una historia de aventuras básica, el argumento ya se asemeja más a lo que podríamos esperar de un Indiana Jones  moderno. Parajes extraordinarios, ruinas y secretos aguardan allá donde va Nathan Drake, un ladrón que en esta ocasión no es tan psicópata. Lo sigue siendo, pero ya no es molesto jugar con él y la historia se desarrolla mucho mejor. Y tiene más sentido (quiero decir, los zombis nazis son hilarantes, pero no le hacían ningún bien a la primera parte). En cualquier caso, el relato no termina de ser interesante porque nunca sorprende o intriga, más tiene algún diálogo que es brillante -de lo mejor que he oído en el género-, bastante acción y varias situaciones divertidas.

Nate, repitiendo protagonismo, se embarca esta vez en una aventura donde querrá descubrir el mayor secreto de Marco Polo. Podría ser algo agradable e incluso disfrutable sino fuera por el minúsculo detalle de que alguien más psicópata que él -sí, esto ocurre- también lo busca para dominar el mundo y todo eso. Además, nuestro ladrón tiene lío de traseros y no sabe cuál elegir entre dos mozas que lo desean ¡cuán desgraciado es el muchacho!

Arte/Tecnología: La verdad es que la mejora tecnológica de una entrega a otra ha sido impresionante. Uncharted 2  bien puede pasar como un juego moderno, y se ve realmente bien. Cuenta con buenas animaciones, expresiones faciales y escenarios que cumplen sobradamente. La iluminación llena de vida los sitios, y los efectos de desenfoque, las explosiones y demás parafernalia -especialmente la nieve- redondean un apartado más que digno. Eso sí, las físicas siguen siendo nulas y la interactuación con el escenario anecdótica.u3

A este buen trabajo le ayuda, como no podía ser de otra manera, un apartado artístico excelso que nos deja estampas en los paisajes especialmente bellas e impactantes. Los personajes mantienen el diseño antiguo y los nuevos son perfectamente reconocibles. No puedo tener queja alguna aquí, sólo halagos. Han conseguido que el mundo se vea real, pero al mismo tiempo darle color y un toque de misticismo.

Más allá de todo esto siempre es estable en la tasa de fotogramas, no tiene bugs  o errores gráficos, está en HD… tiene lo mínimo que se le debe pedir y si en el Tesoro de Drake  decía que había envejecido mal y se le notaban las costuras, con este tengo que decir todo lo contrario.

Música/Sonido: La música sigue siendo un elemento secundario, pero menos que antes. Aparece en más ocasiones y aunque no deja de ser normalmente ambiental de tanto en tanto tiene melodías soberbias. Cuando hace acto de presencia es realmente buena, lástima de lo dicho, que no está siempre. Los efectos de balas y explosiones están a buen nivel, aunque echo en falta más ambientación que me meta en los escenarios.

Por su parte el doblaje al español es de un nivel excelente, manteniendo lo visto en el primer Uncharted. Las voces anteriores se mantienen y las nuevas son tan buenas como las primeras. Todo es muy profesional y raya al nivel de una buena película.

Duración/Dificultad: El viaje por Nepal  nos llevará unas 10 horas (algo más si queremos conseguir todos los coleccionables) y debo de decir que es una duración perfectamente ajustada. Nunca se hace pesado, siempre da ganas de seguir y cuando lo terminas no te quedas con ganas de más, pero tampoco con la sensación de que haya sido corto.

En cuanto a su dificultad, cuenta de nuevo con varios modos en los que sólo cambian las cantidades de daño. Las secciones de plataformas no supondrán ningún problema, y los tiroteos van con una dificultad creciente que se agradece, aunque sólo en contadas ocasiones nos pondrán en aprietos.

En resumen: Gracias al nuevo diseño de niveles han conseguido tapar las carencias que tiene la jugabilidad de El Reino de los Ladrones, y tiene tantas que no es decir poco. ¿Es perfecto? está lejos de eso, pero en esta ocasión es un juego divertido y muy, muy disfrutable. Que al final es para lo que estamos aquí ¿no? Un apartado audiovisual a la altura y una duración acertada redondean una aventura más que recomendable 7.5/10. Sí, tiene problemas profundos en su control y otros más ligeros como una historia que no termina de destacar, pero se las han arreglado para que sean lo que menos notemos. Esta vez sí se pueden pasar un par de tardes agradables con el señor Drake.

u4

Y mira que le dije que no cogiera RENFE.


Consola usada: PlayStation 4 Pro 1 Tb

Anuncios

Un pensamiento en “Uncharted 2: El Reino de los Ladrones Remasterizado (PS4)

  1. Pingback: Uncharted 3: La Traición de Drake Remasterizado (PS4) – Analizando Juegos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s