Freedom Planet (PC)

¿Qué ocurre cuándo un grupo de fans quieren un nuevo Sonic  clásico y SEGA  no quiere lanzarlo?

Que se fabrican el suyo propio.

Freedom Planet  empieza como un descarado homenaje a la saga del erizo azul, pero bajo esa apariencia esconde cualidades que lo alejan de ser una simple copia, volviéndose en el proceso un juego con entidad propia. Aunque no esconde en ningún momento su pasado, así que… ¿plagio o tributo? y en cualquiera de los dos casos… ¿bueno o malo?

f1

Jugabilidad: Plataformas en 2D  donde manejamos a una chica furry  (de 4 a elegir aunque no siempre, depende del modo de juego y de la fase). Podemos escoger entre la dragona, la… gata verde, y lo que sinceramente, no tengo ni idea de qué es. Actúa como una perra, pero… pongámosle coneja, por eso de ser un plagio descarado de Cream, perteneciente a la saga del erizo.

Todas se manejan con los mismos controles, botón de salto, ataque, movimiento especial y algún combo como salto + ataque. Se mueven rápidamente y su control es prácticamente idéntico a los juegos de Sonic  en Megadrive, jugando con la inercia para ganar velocidad. Lo que lo diferencia de este es, por una parte, que las físicas son mucho más permisivas -puedes prácticamente andar por las empinadas paredes- y por otra que tanto las chicas como los enemigos no atacan con el simple contacto, y tienes que pegarles o que te peguen. Hay muchos más disparos en pantalla de lo que había en esta clase de juegos, haciendo que gran parte de la jugabilidad se base en esquivar. Los personajes son:

  • La dragona Lilac, el personaje más estable, y se nota por mucho que las fases se han hecho para jugar con ella. De gran velocidad, ataca con su pelo y a base de patadas. Está hecha para correr.
  • Carol Tea, que es como se llama la gata verde, puede saltar entre paredes y de vez en cuando, si coge el ítem adecuado, subirse a su motocicleta y arrasar con todo.
  • También está Milla el Plagio, digo, la Perra, digo, la Coneja. Oye, yo qué sé. Ella utiliza un escudo para desviar los ataques de los enemigos. Puede llevar consigo objetos pesados, flotar -ejem- , y cavar agujeros que abren atajos o descubren secretos. Pero es la que menos vida tiene.
  • Y Torque, un alien-pato que usa armas para atacar a distancia. Su control se asemeja mucho a lo que podríamos encontrar en un Mega Man, con distintos tipos de disparo. Puede mantenerse un rato en el aire con sus botas.

f2Los escenarios son gigantescos, tanto de alto como de ancho. Permiten que la forma de jugarlos sea muy pausada y explorativa, descubriendo coleccionables y caminos secretos con power-ups, o veloz, como si de una contrarreloj se tratase. Cualquiera de los dos modos es perfectamente válido y funcional, los niveles están muy bien diseñados y completar uno puede llevarnos de 15 minutos a incluso media hora. Los jefes finales son un ejemplo de buen hacer, con mecánicas definidas y volviendo muy importante el factor de aprender de ellos para descubrir cómo esquivarlos y cuándo atacarlos para no morir en el intento.

Historia: No… no sé por dónde comenzar. Es un extraño y maravilloso despropósito de arriba a abajo. La trama se complica a niveles ridículos con tramas políticas mientras disfruta de gore cortando cabezas o torturando gente, para luego pasar a ¡noche de chicas! ¡yaaaaay! junto a personajes que en otro sitio encajarían, pero que aquí son demasiado simples y tontos o simplemente cliché. No creo que un juego de plataformas no pueda tener una buena trama, o una trama adulta o elaborada, pero creo que aquí simplemente no han sabido qué tono darle ni como montarla mejor para que no parezca una ensalada de buenas ideas mal mezcladas.

La historia trata de que el malo más malo de todos los malos  es un conquistador intergaláctico y llega al planeta de nuestras protagonistas buscando una fuente de energía, por la que se están peleando los países del propio planeta furry.

Arte/Tecnología: Doloroso de ver. No tanto por su dirección artística, que no dejan de ser sprites  con bastante calidad -con algunos que deslucen el conjunto, también-, animaciones conseguidas y unos fondos que van de lo mediocre a los fenomenal (sigo viendo la fase de la ciudad cómo una de las mejor formuladas en esta clase de juegos), sino por la tecnología usada. Poner el juego en pantalla completa es un suicidio, los píxeles deformados y ampliados de forma obscena te golpean en la cara directamente a poco que tengas una pantalla grande. De hecho, el juego empieza en modo ventana y, bueno, si te atreves a ampliarlo se explica por sí solo por qué decidieron presentártelo en ese modo.f3

Y es una lástima que no se dignaran a adaptarlo de forma correcta, porque en realidad el resto está a un nivel más que aceptable -a pesar de las obvias inspiraciones-, con efectos chulos o varios planos moviéndose a la vez y recordando a los mejores tiempos de los plataformas clásicos (es más, por calidad diría que “en aquellos días” esto funcionaría en una SEGA Saturn, no en una Megadrive).

Música/Sonido: De buena calidad sonora, la música no es que me haya atraído especialmente. No creo en absoluto que sea mala, pero a veces me pareció demasiado machacona y otras veces fuera de lugar. No recordaré ninguna melodía a la larga. Simplemente, no hemos casado.

Todo el juego está hablado en inglés (subtítulos en inglés también), con voces competentes. No sé si será por los diálogos o por la forma de hablar, pero en ocasiones parece más un trabajo hecho por fans que algo profesional. No sé cómo lo han trabajado (ni quiero saberlo) pero es una sensación que salvo voces muy concretas, como la de Lilac  o el malo malísimo, no se va nunca. Los efectos de sonido simplemente cumplen. Entre tanta música machacona apenas se les oye.

Duración/Dificultad: Con un par de modos de juego y fases que llegan a la media hora o más, el juego puede mantenerte con el mando entre las manos horas sin darte cuenta. Cada personaje puede hacer su modo historia (el final de Milla  es distinto al de Lilac  y Carol), hay contrarrelojes, secretos, mini-juegos… Para hacerse una idea aproximada, el modo historia con un personaje puede llevar unas seis horas sin problemas, viendo las partes de historia intercaladas entre fases.

En cuanto a dificultad, no tengo queja alguna. Varios niveles a elegir, en lo personal jugué en normal y la curva de dificultad fue muy buena, con unas primeras fases donde no moría a fases finales donde llegué a ver el Game Over  un par de veces. Sí que falla en no explicar o de no hacer que el jugador comprenda los controles o los movimientos que puede llegar a hacer, y los inicios se basan mucho en pulsar a ver qué hace qué con qué. Fallos de novato en diseño de niveles, pero viendo la calidad general del conjunto en este aspecto no creo que sea algo especialmente reseñable.

En resumen: Freedom Planet  no puede ocultar su origen, pero sus distintas mecánicas, jefes finales, enormes niveles y distintas físicas lo diferencian lo suficiente de la saga de SEGA  para ser considerado un juego con personalidad propia. O al menos, como spin-off de Sonic  7/10. A quienes les gusten los juegos clásicos del erizo este les va a encantar. Igual que a los amantes de los plataformas, ya que a diferencia de la mencionada saga, la dragona y su equipo permiten un juego mucho más pausado, combativo y explorativo. Pero permite  es la palabra, ya que también puede ser un juego rápido y lleno de adrenalina. Sea como fuere, en ambos casos tiene calidad y se nota como una cuidada evolución natural del erizo azul. Es una lástima que otros aspectos haya una sensación de poco presupuesto para hacerlo o de estar mal ejecutados, como la historia que no sabe cómo contar lo que quiere contar. Cosas que lastran la experiencia completa, pero que no la arruinan.

f4

Sí, bueno, cuando alguien te sugiere eso sabes a quién le va a tocar de verdad hacer el trabajo. Clásico.


PC Usado: CUSTOM

  • Procesador Intel® Core, i7-2600K CPU @ 3.40GHz
  • Memoria RAM 16GB DDR3
  • Sapphire Radeon RX 480 8GB GDDR5
  • Windows 10 Pro 64 bits
  • Jugado con mando Xbox One

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s