Superbrothers: Sword & Sworcery EP (PC)

Es curioso como los juegos independientes salieron para contrarrestar un mercado cada vez más sobresaturado y en el que era imposible crear nuevas ideas por el riesgo a fracasar y perder millones. Y es más curioso cómo al final, poco a poco, se han ido acomodando a su situación especial y ahora caen en el error de sacar apartados artísticos bonitos para destacar cuando, irónicamente, esos juegos sobresaturados hacen lo mismo, pero usando músculo tecnológico. Y por supuesto dejar que el resto de juego sea un cascarón vacío con una historia que quiere ser lo más incomprensible posible para poder ser calificado de profundo, requisito indiespensable –ja- para ser alguien en el mundillo.

Es mi arte, y si no te gusta, vete a jugar a tus FIFA, campesino.

Y si cumples estos dos requisitos, puedes sacar lo que sea, con la calidad que sea. Por supuesto, estoy pensando en casos concretos, recientes, y simplemente es una tendencia al alza que no repiten todos. Sería ridículo afirmar eso. ¿Hago esta reflexión porque Sword & Sworcery lo hace? Digamos que roza demasiado esa línea.

s1

Jugabilidad: A base de clics de ratón llevamos por la pantalla a nuestra protagonista por mapas en 2D lateral, sin un control directo. Con esos mismos clics podemos interactuar con el entorno y hablar con los dos o tres PNJ’s que hay en el juego. Todo suena a aventura gráfica de manual, y de hecho podría ser así. El control funciona, pero es demasiado lento. Ir de una punta a otra de la pantalla es un desafío en sí mismo, y te arrepentirás cada vez que te hayas equivocado de camino por el cansancio que supone recorrer el mundo de juego.

Nos moveremos por los cuatro o cinco escenarios que hay, repetidas veces, sólo alterados por los ciclos lunares, y esto es lo más diferenciador del producto.

Superbrothers tiene un sistema donde, según el día real en el que estés, la luna va cambiando de fase de forma realista. Dependiendo de la posición del astro, los escenarios pueden cambiar. Pero no te alteres, parece más de lo que en realidad es. Sólo hay dos fases lunares útiles, y a partir de cierto momento puedes acceder a una habitación para cambiar el estado del astro a placer.

s3El juego sufre de ser tan misterioso. Te deja en medio de la nada, sin dar absolutamente ninguna pista. Y eso no es un error, salvo en el momento en los que saltan los puzles. En ciertos momentos, a base de explorar el escenario, llegamos a unos puntos donde tenemos un desafío que nos permitirá avanzar. Y no serían malos sino fuera porque se basan en pulsar por todo el escenario hasta que algo hace un sonido y sólo tienes que descubrir el orden correcto. Sin pensar, sin actuar, solo clicar sin pausa. Probablemente tienen una lógica interna como cualquier aventura gráfica, una forma correcta de hacer las cosas, pero en ningún momento la enseñan o llegan a insinuarla. El sentimiento habitual, tras resolver una de estas pruebas, es ver en perspectiva qué acabas de hacer y preguntarte por qué debías hacerlo así, que recursos daba el juego para que lo descubrieras y no para que fuera suerte. No lo descubrirás.

También hay un mini-juego de pelea que se repite varias veces, y que introduce variedad y algo de acción al conjunto. No está mal realizado, y le sienta bien, aunque es siempre exactamente el mismo y dejará de tener gracia tras el primer combate.

Historia: Encarnamos a una heroína que tiene que encontrar un extraño libro y destruirlo. En realidad, el juego en sí mismo es una simulación por parte de una empresa.

En cualquier caso, es una historia llena de frases que tratan de tener dobles significados, que nos preguntemos el objetivo de nuestra existencia y la ya mencionada profundidad, pero no deja de ser una historia simple sobre una guerrera, un libro y una trifuerza.s2

Arte/Tecnología: Quizá el motivo por el que el juego pueda atraer algo, su apartado artístico es encantador. Es posible que los personajes no luzcan bien (que no lo hacen) pero sus fondos pixelados son bastante impresionantes y bellos. No es un juego que pida muchos requisitos (y tampoco debería de serlo) pero al menos, con poco que te guste el estilo, entra por los ojos. No presenta bugs, o al menos no lo hizo en mi partida.

Música/Sonido: No hay voces y la música acompaña con mucho acierto. De hecho, diría que la música de Jim Guthrie  es el alma del juego, y ambos tiran el uno del otro. La música ayuda a avanzar, pero a la vez si no avanzas la música no aparece. Es notable la utilización de sonidos y ruidos, y todo el conjunto cumple perfectamente su función.

Duración/Dificultad: Dura menos de una tarde, en realidad. No se hace excesivamente corto ni alargado, es adecuado para pasar una jornada entretenida.

Si bien puede parecer un juego complicado por el soltarte en un lugar sin decirte nada, los personajes sueltan suficientes pistas para ir a los sitios correctos con la fase lunar correcta, así que al final donde más tiempo pasaremos es en las zonas que emulan ser puzles, dándole a todo hasta saber qué hacer o en qué orden hacerlo.

Dicho eso, el juego viene en perfectísimo inglés. Y no uno sencillo. Cargado de frases hechas (creo que hasta alguna frase era un dicho canadiense), de palabras complicadas y un montón de retórica, el juego es prácticamente injugable para quien no tenga un mínimo bastante alto en este idioma.

En resumen: El máximo problema de Superbrothers: Sword & Sworcery EP es que trata de ser minimalista en absolutamente todo. Apenas tiene mecánicas jugables. Es un simulador de fondos pixelados bonitos con una genial música. Aunque tampoco es terrible. Más allá de eso hay un producto que puede darte una tarde entretenida 5/10. … si consigues superar la barrera del idioma. Y así, aparte de poder jugar (imposible de otro modo), descubrirás que no tiene una gran historia y que cae demasiado en querer ser mucho más profunda de lo que en realidad es. Pero los fondos son bonitos.

s4

Al final, se deja de tonterías y te tira a la cara que no es un juego, es un disco musical con escenarios. ¡Pero eh! ¡que es retro e indie! ¡que mola! ¡chicos somos los hippies de los videojuegos! ¡revolucióooon!


PC Usado: CUSTOM

  • Procesador Intel® Core, i7-2600K CPU @ 3.40GHz
  • Memoria RAM 16GB DDR3
  • Sapphire Radeon RX 480 8GB GDDR5
  • Windows 10 Pro 64 bits
  • Jugado con ratón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s