Assassin’s Creed: Rogue (PC)

Hace un par de años analicé Assassin’s Creed IV: Black Flag, un juego de piratas que me había gustado mucho. Como ya llovió desde aquella, y para no perder la costumbre en este blog, hoy le toca el turno a su sucesor, un juego de segunda para usuarios de segunda que querían más Assassin’s  pero no se podían permitir un PC o una consola nueva que moviese el juego principal de ese año.

Así que, embarquemos en nuestro barco de segunda, con una tripulación de segunda, para navegar por un mar lleno de icebergs. El hundimiento del Titanic no será nada en comparación a lo que se viene.

a2

Jugabilidad: Copiada y pegada de Black Flag, no ha cambiado absolutamente nada. Las mismas armas, mismo barco, mismos objetivos, más coleccionables. Hay incluso menos posibilidades. Y el control es incluso peor, lo cual pensarías que es insuperable, pero así es. Los escenarios son más monótonos, no hay apenas fases de plataformeo, y los objetivos no paran de repetirse. El juego vive de coleccionables y capturar fuertes, porque no puede hacerlo de sus aburridas misiones y su inexistente variedad.

El presente, donde manejamos a un anónimo en primera persona, también está calcado, de hecho se desarrolla en los mismos escenarios tal cual que ACIV, simplemente hay un minijuego nuevo para piratear ordenadores.

a4Para resumir la experiencia, es coger Black Flag, ponerlo en peores escenarios, con un peor control, y mucho menos variado.

Historia: Rogue  nos cuenta la historia de un Asesino, Shay, que se vuelve Templario. Es una historia débil,  sin personajes con empaque, y que no cambia en absoluto lo que se suele ver en la saga. Ser un Templario  no difiere en absoluto con ser un Asesino, y la forma en la que los malos pasan a ser los buenos y los buenos los malos está tratada muy burdamente. Al menos está bien contada, que es más de lo que se le puede pedir a otros juegos de la saga donde los saltos temporales eran más de Doctor Who  que de Assassin’s Creed.

En la otra cara de la moneda tenemos al anónimo que revive los recuerdos. No tiene historia como tal, y solo puedes pasearte reuniendo documentos que son más un resumen de la saga que historia nueva. Es completamente innecesaria y de relleno puro.

Arte/Tecnología: Se ve peor que ACIV. Uno pensaría que es imposible habiendo sido desarrollado después y siendo un copia/pega tan descarado, pero así es. No hay grandes efectos, las texturas son malas, la iluminación no destaca nunca, el mar es terrible… no llama nada la atención en este aspecto, aunque a cambio se mueve en equipos modestos sin problemas.

Ah, y bastantes bugs, desde los graciosos como un barco haciendo skate sobre una roca, hasta otros menos graciosos como que el personaje ata1raviese las paredes, o algún que otro coleccionable que no aparece en el mapa.

Música/Sonido: El juego empieza con un trozo de la famosa Ezio’s Family  de Assassin’s Creed II  para recordar que hubo un tiempo donde la saga tenía buena música, para luego pasar a unas composiciones mucho más genéricas. No son malas, algunas son incluso disfrutables, y todas se adaptan al momento, pero están lejos de lo que nos ofrecían en otras entregas.

Los sonidos de cañonazos, olas y demás están bastante a la altura, pero se echan en falta más variedad, como pájaros. El doblaje en español esta vez, en cambio, sí está bastante conseguido y tiene la calidad adecuada. No está nada mal, aunque como siempre según que voces patinan y los secundarios se repiten más que el hambre.

Duración/Dificultad: El juego más corto de la saga, 15 horas me llevó conseguirlo todo, salvo un minijuego de barcos que requiere decenas de horas reales, donde simplemente mandamos barcos a localizaciones alrededor del globo.

Y si eso no fuera suficientemente malo, además es el más sencillo. Los AC  son de por sí sencillos, pero últimamente añadían unos objetivos extra para darle algo de chispa a las misiones. Este los tiene también, pero son realmente fáciles y saldrán sin haberlo planeado.

En resumen: Rogue  es probablemente uno de los peores juegos de la saga. Está compitiendo con ACIII: Liberation por ese puesto, pero creo que este último era más divertido y variado que el juego que nos ocupa, aparte de tener más sentido. Rogue  es un reciclaje extremo, soso, que no aporta absolutamente nada, y que sólo ofrece más aunque peor para los que querían más barcos 3.5/10. No sé exactamente que puedo rescatar de él, porque si quieres un buen Assassin’s Creed  de barcos Black Flag  es muchísimo mejor. Y es que no consigue tener nada identificativo o que le añada valor. Su cada vez más penosa historia no creo que interese a nadie, y en general, solo podría recomendárselo a quien le gusta la jugabilidad de la saga, aunque aquí está peor ejecutada. Volviendo al inicio y cerrando la rueda, Rogue  es un juego de segunda para usuarios de segunda, o eso creyó UbiSoft cuando creó el juego.

a3

  • Shay: ¿Y qué se siente al salir en dos juegos malos?
  • Haytham: Imbécil

PC Usado: CUSTOM

  • Procesador Intel® Core, i7-2600K CPU @ 3.40GHz
  • Memoria RAM 16GB DDR3
  • Nvidia GeForce GTX 780
  • Windows 10 Pro 64 bits
  • Jugado con mando Xbox One

Un pensamiento en “Assassin’s Creed: Rogue (PC)

  1. Pingback: Assassin’s Creed: Unity (PC) | Analizando Juegos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s