Yoshi’s Woolly World (Wii U)

Yoshi  no tuvo una vida fácil. Encumbrado al olimpo de los videojuegos por su primer intento, Super Mario World 2: Yoshi Island  (del que me ahorraré mi opinión para que no me odie medio planeta), ha ido cuesta abajo sin frenos desde ese momento. Hay cosas decentes como Yoshi Story, si bien en general con cada nuevo juego este dinosaurio verde se hundía más y más en el fango. Pero no más, porque aquí están los chicos de Good-Feel, e igual que hicieron con Wario  en su día (mimarlo y quererlo como si fueran sus padres) están aquí para salvar al reptil verde ¡a la Yoshi-cueva!

Y1Jugabilidad: Plataformas en 2D donde podemos saltar, mantenernos unos segundos en el aire pataleando, tragarnos a nuestros enemigos y convertirlos en ovillos de lana que usaremos para luego lanzarlos y golpear así a más enemigos, interruptores, o lo que nos venga en gana. Para esta ocasión no tenemos que llevar a Baby Mario  encima, lo cual es un gigantesco paso hacia delante. Podemos decidir qué mando elegir entre los 4 tipos que deja usar la consola, y con todos el control es casi siempre fiable.

Tras elegir nivel nos meteremos en él, y es en ellos donde quiero hacer hincapié. De plataformeo total sin apenas ningún puzle, llenos de secretos y coleccionables (Yoshis  nuevos, sellos y flores) camuflados en lana, con un diseño de niveles fantástico donde cada situación es distinta de la anterior y nunca repiten ideas, aunque las retuercen dentro del mismo nivel constantemente. También hay secciones especiales donde Yoshi  se transformará, que duran unos segundos, y están realmente bien.

Y2Woolly World  cuenta con modo multijugador offline  para 2 jugadores, donde un segundo jugador puede ponerse en la lana de otro dinosaurio y jugar. No he visto peor modo multijugador en un plataformas nunca. Desde los New Super Mario Bros. hasta los recientes Rayman Origins/Legends, todos los juegos incorporaron un modo para 4 jugadores (no 2) y lo hacían estupendamente. Este juego lo hace de una forma terrible, con situaciones donde uno de los reptiles va a morir sí o sí cuando el otro avanza en el nivel subiéndose a un muelle que lo lance hacia arriba, si ambos andan atacando un jugador acabará comiéndose al otro o pegándole con un ovillo tirándolo al vacío… es horrible. Para que vosotros los lectores os hagáis una idea, juego con mi mujer al modo multijugador de toda clase de juegos y este ha sido el único juego donde sentimos que realmente molestábamos si queríamos avanzar.

El juego es compatible con Miiverse, algo que en este caso no recomiendo para nada tener activo, pues la pantalla de carga de los niveles se llena de mensajes con spoilers  de lo que hay, gente anunciando su canal de YouTube, y niños/as saludando a gente con canales de YouTube  Lo cual me da una profunda lástima, pero de eso no tiene culpa el juego. También deja usar los ya dominadores mundiales Amiibo, que hace que un segundo Yoshi  te siga imitando todos tus movimientos. La utilidad es cero pero es gracioso.

Historia: Nula. Poco más se puede decir. No es ni entrañable. Hay Yoshis  de lana viviendo en una isla del océano Hechoamano  (al menos los traductores intentaron darle chispa) y aparece el mago Kamek  volando con escoba para transformarlos en madejas de lana y secuestrarlos. El mundo ni siquiera tiene unidad, y para pasar de un mapa a otro tienes que volver a la isla central, lo cual hace que te preguntes por qué Kamek  no fue al último mundo directamente en vez de ir perdiendo el tiempo. Sé que no es un juego orientado a adultos exclusivamente, pero creo que incluso un niño se sentiría algo ofendido con esto. Si hasta el final del juego no sabes ni por qué los han secuestrado, la motivación es (de nuevo) nula.

Y3No digo que un gran juego de plataformas lo necesite (ahí tenemos Rayman Legends para demostrarlo) pero detalles como que New Super Mario Bros. U unificaba su mundo en el mapa y le daba coherencia incluso dentro de los niveles (montañas que veías de fondo eran futuros niveles) daban una sensación de progresión y avance que este juego no tiene.

Arte/Tecnología: Entra por los ojos, y eso es innegable. Un apartado técnico competente, fluido y en alta definición, acompañado de un aspecto encantador de lana en todos sus elementos. Realmente da la sensación de que todo se está desarrollando en un universo textil y tanto mundos como enemigos clásicos se han adaptado de forma maravillosa a este estilo. Incluso algo de lo que suelo quejarme, la poca imaginación a la hora de traer mundos (pradera – desierto – bosque – hielo – volcán – castillo), que en este caso no es la excepción, lo dejo pasar por cómo han sido retratados.

Música/Sonido: Música encantadora que se adapta muy bien al conjunto (excepcional la del mundo invernal) acompañada de efectos de sonido que se adaptan como un guante a este cálido mundo de lana. Sí que hay algo en lo que se patina, y es que la totalidad de jefes finales comparten la misma voz, y eso rompe un poco el conjunto.

Duración/Dificultad: El juego tiene un montón de ayudas. Que si pines para recibir menos daño o que el fuego no te afecte, que si un modo para novatos donde Yoshi  tiene alas… considero todo esto innecesario, y realmente si quieres no afecta a la experiencia de juego, pues son completamente opcionales. Pero también entiendo por qué lo han puesto. Aunque no alcanza el nivel de exigencia que otros exponentes del género, Woolly World  es un producto complicado, con una escala de dificultad siempre hacia arriba. Encontrar los coleccionables, hacer los niveles sin recibir daño y atención especial a las fases especiales de cada mundo, le dan un empaque en dificultad muy bien diseñado. No es un juego difícil, pero no resulta fácil ni aburrido.

Su duración ya es otro tema, pues sólo cuenta con 55 niveles que dejan con muchas ganas de más. Aunque claro, esto también es culpa del juego por ser tan divertido. Si fuera malo hasta se haría largo.

En resumen: Creo que las cosas realmente malas, que las tiene, como su multijugador o su ausencia total de historia son… bueno, malas. Pero que no afectan al diseño de juego. Yoshi’s Woolly World  es, por encima de todo, un videojuego de plataformas, y en eso es impecable. Un diseño de niveles a la altura de la leyenda que es Nintendo  en este género junto a un apartado gráfico encantador y una dificultad fantásticamente medida hacen de esta pieza de arte un imprescindible para cualquier poseedor de la consola 8/10. Tiene defectos, pero no los suficientes como para tapar sus enormes virtudes. Un juegazo que no puedo sino recomendar a cualquiera.

Y4Representación gráfica del multijugador en todo su esplendor.


Consola usada: Wii U 32 Gb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s