Sacred Citadel (PC)

Vamos a ver, como explicarlo… hay juegos malos, hay juegos muy malos, hay juegos pésimos (¡te miro a ti, Assassin’s Creed para móvil!) pero luego hay juegos que aunque malos, notas que han intentado hacerlo bien, como R.A.W. De verdad, de verdad, me encantaría decir que este es uno de esos juegos. Pero en su lugar sólo me han dado material con el que cebarme a mala baba. Bueno, ellos me han hecho sufrir, lo propio es desquitarme.

s4Jugabilidad: Sacred Citadel  intenta imitar sin éxito alguno juegos como Golden Axe  o Burning Fight, esto es, juegos de yo contra el barrio, dónde manejando a un personaje nos vamos moviendo en un juego 2D lateral con profundidad y pegando a todos los enemigos que vienen hacia nosotros con distintos ataques.

Explicado el género, me muevo al juego. Tenemos a 4 personajes a elegir que apenas marcan la diferencia entre ellos, que pueden subir niveles y así conseguir puntos para potenciar 4 características a nuestra elección. Además, cada varios niveles aprenden alguna técnica de combate nueva, y créeme, vas suplicando por ellas. Los personajes no se distinguen por sus movimientos diferenciadores, siempre acabarás abusando del mismo combo, y no hay realmente una diferencia de daño entre unos golpes y otros. Salvo un personaje concreto, todos tienen ataques físicos usando dos botones, y se reserva un tercer botón del mando para hacer un ataque a distancia, normalmente mágico, que puede cargarse.

s1Nuestro personaje puede defenderse, y si lo hace en el momento justo conseguirá que el enemigo se quede mareado sobre el sitio sin atacar, algo que sólo es útil contra jefes finales -pues en los niveles normales simplemente no paran de llegar enemigos que abusan de sus ataques para tirarte al suelo y evitar que ataques tú- también puedes hacer una esquiva donde vas rodando como una peonza cómicamente, tomar pociones para recuperar vida, maná o darte ataque extra, y un ataque especial que casi nunca recordaremos que está ahí.

Por si todo esto no fuese suficiente, el juego tiene una programación exquisita en lo que se refiere a pegar/que te peguen. Nunca vas a acertar a la primera a un enemigo porque quizá está un centímetro por encima tuya (recordemos que los niveles son en 2D, pero con profundidad) ¡o puede que sí que estuviera a tu lado, pero al juego no le apetece concederte el golpe! Pero tranquil@, que ellos podrán pegarte desde la distancia aunque claramente sus armas no te han tocado (no, no hablo de milímetros, sino de realmente ver el espacio entre arma y personaje, o bombas que caen al fondo de la pantalla y que nos dan a nosotros aunque estamos en el medio, o cubriéndote detrás de una roca de un rayo de energía que aun así te da…) en fin, el juego es un festival de precisión. Mira, como Assassin’s Creed  para móvil, otra coincidencia a parte de su calidad.

s3Sin irnos de los niveles, intentaré ser positivo, y diré que al principio tienen bastante variedad y situaciones, como conducir un tanque o esquivar trampas y zonas de pequeño plataformeo. Por desgracia, todas estas buenas ideas caen en el olvido en el tramo final del juego y se incluyen cada vez menos hasta que prácticamente desaparecen, dejándote en un páramo donde aparecen enemigos a cada tramo y eso es todo.

El juego cuenta con multijugador, pero nadie con moral querría traumatizar a sus amigos y/o familiares. Por favor, no juegues a Sacred Citadel  acompañado de seres queridos.

Historia: La obra maestra de un niño de 3 años. Bueno, seamos justos, la de un niño de 5 años. Groaaargh, para abrir puerta los señores malos crearon al monstruo… eh… ¡abrepuertas! ¡pero el monstruo abrepuertas necesitaba poder de 2 objetos repartidos por el mundo! ¡Groaaargh!s2

En realidad, acabo de resumir la historia del juego, lo cual lo hace un poco triste. Manejamos a un héroe tan tonto como cualquiera de los enemigos que cae en engaño tras engaño y consigue sus objetivos arrasando a otros pueblos. Como los héroes de verdad.

Arte/Tecnología: Artísticamente el juego está bien, hay que reconocérselo. Todos los elementos en pantalla son modelados 3D pero con un toque de dibujo (cel-shading) que les sienta estupendamente. El problema es que los escenarios están vacíos, los enemigos se repiten hasta la saciedad, y las animaciones no son tan buenas como uno esperaría para un juego así. Ah, y solo hay dos o tres armaduras en todo el juego, que cambien mínimamente el aspecto del personaje. Personaje que, por cierto, apenas se parece a la ilustración una vez jugando con él.

Tecnológicamente es estable, sin caídas de frames o bugs salvo uno donde los efectos de los ataques especiales siguen sobre el escenario aunque el ataque ya haya finalizado, lo cual es relativamente gracioso las seis primeras veces. Eso sí, lo gracioso es que no admite resoluciones más allá de 1600 x 900, quedándose en un Sub HD, algo que a día de hoy no me pasa ni con el más humilde de los indies. No sé en qué demonios estaban pensando. Apenas tiene configuraciones de calidad, pero tampoco las necesita, y un mando es prácticamente necesario para jugar.

Música/Sonido: Olvidable. Melodías insulsas y un doblaje en inglés (subtítulos en español) que sólo cumple. Apenas recuerdo el sonido. Sé que existía, pero no me llamó la atención en ningún momento. Al menos, no me desagradó.

Duración/Dificultad: Paupérrima en ambos casos. La duración del juego son una 5 horas y la dificultad se basa en que los enemigos te ataquen y te tumben en el suelo y te corten los ataques, cada vez en más número, eso es todo. Lo único salvable son los logros que meten algún reto especial como “en esta fase no caigas en los pozos de ácido”. También hay retos de vida y tiempo dentro del juego, que están por estar.

En resumen: Ha sido un análisis rápido, porque el juego no llega al punto de ser tan malo como para ser divertidamente malo y centrarme en él. Ni eso lo hace bien. Solo es un juego malo, con pocos puntos interesantes o salvables de la quema, y los que hay, duran muy poco 2/10. Recomendado para las personas que se odian a sí mismas, exclusivamente.

s3Quédate con la imagen, porque no aparecerá mientras juegues con ella.


PC Usado: MSI GE70 2PE APACHE PRO

  • Procesador Intel® Core, i7-4710HQ
  • Memoria RAM 8GB DDR3 SODIMM (1x8GB)
  • Nvidia GeForce GTX 860M, 2GB GDDR5
  • Windows 7 64 bits Service Pack 1
  • Jugado con mando de Xbox One

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s