Mark of the Ninja (PC)

¿Te han interesado alguna vez los ninjas? ¿has jugado alguna vez como uno? no, un ninja de verdad. Deja de pensar en ninjas vestidos de naranja chillón o ninjas que hacen auténticas matanzas sin mirar a quién. Me refiero a ninjas de verdad, maestros en el arte del sigilo, el asesinato y el espionaje ¿no, nada? ¿te interesa? Si la respuesta es sí, deberías jugar a Mark of the Ninja.

n1Jugabilidad: Juego en 2D donde manejamos a un ninja. Bien, ya terminé. 8/10. Hasta otra.

No, puede parecer obvio, pero es algo que destacar. MotN  es un juego 2D lateral, donde no hay plataformeo, pero sí enormes cantidades de sigilo. El juego te da siempre la opción de si quieres ser una sombra o quieres asesinar a todo el mundo, en unos niveles muy bien montados, llenos de caminos y alternativas. Alternativa es la palabra, pero me centraré en eso un poco más abajo. Las fases están llenas de luces que iluminan las salas, y con luz, los enemigos podrán ver a nuestro ninja. Por lo tanto, el juego se trata de, haciendo el menor ruido posible (al correr, atacar, movimientos bruscos, haremos ondas de sonido, que si hay algún enemigo cerca podrá escucharlo e ir a su fuente), esquivar o apagar las luces (naturales o de lámparas), y llegar al final del nivel, donde tendremos que hacer X cosa (asesinar al jefe, simplemente huir…). Para ello nuestro ninja tiene armas, habilidades, trajes que dan más habilidades, las marcas, esto es, poderes especiales como ver el entorno a tu alrededor (algo imposible de forma normal, ya que vamos viendo el nivel según lo vea nuestro héroe, por lo tanto si él no ve algo nosotros tampoco podemos, nos saldrá en negro, aunque sí oiremos ruidos, por ejemplo pisadas), teletransportarse, etcétera, y todo se puede mejorar con puntos que vamos consiguiendo ya sea llegando a una puntuación concreta, haciendo los logros dentro de la fase, o recolectando pergaminos perdidos, añadiendo una capa de rol al conjunto.

Pero me gustaría volver a los niveles, porque realmente se lo merecen. Están diseñados de una forma muy inteligente, llenos de caminos alternativos y varias formas de hacer las cosas. Tienen trampas, lugares para esconderse, puzles integrados, salas secretas con coleccionables (hay hasta un mapa para no perdernos). No hay ningún nivel que baje de la media, y realmente como único punto malo, es que tras unos cuantos el juego se vuelve algo repetitivo o pesado (normal, si te pasas jugando las horas que te pasas jugando, que tienes a tu madre contenta con tanta maquinita). Pero no es algo que suela ocurrir.

n2Por su parte, nuestro ninja tiene varios poderes, como escalar y pegarse a paredes o techos, dar grandes saltos, correr o andar sigilosamente, esconderse en distintos objetos, matar de varias formas sigilosas (cada vez más según vamos gastando puntos de habilidad), dejar colgado un cadáver como si fuese un ahorcado para que sus compañeros lo vean y se aterroricen, logrando que disparen al azar e incluso puedan matar a otro de los suyos, y varias opciones más según las armas que llevemos, como insectos devoradores, kunais, bombas de humo, petardos que hacen sonido para distraer a los guardias, trampas de pinchos… el juego está llenísimo de alternativas y formas de hacer las cosas gracias a estos ítems y nuestro protagonista. Pasarse un nivel sin matar a nadie ni ser detectado es tan posible como pasárselo matando a todo ser viviente a la luz activando todas las alarmas, como matar sigilosamente y esconder los cadáveres.

Historia: Nuestro héroe es un chaval al que le pintan unos dibujos por la piel con una tinta especial, que le da habilidades sumamente mortales a cambio de que con el tiempo se volverá agresivo y loco. Por ello, quien decide marcarse sabe que se está sacrificando por su clan, pues una vez que finaliza la misión debe hacerse el seppuku. Nuestro objetivo es ir a por un enemigo de nuestro clan, que intenta matar a nuestro maestro. El juego transcurre en nuestro siglo, y se adapta muy bien a cómo sería un clan ninja enfrentándose a gente con ametralladoras y tecnología.

La historia tiene un trasfondo interesante, contando el origen de la tinta y leyendo el diario de tu maestro, diseminado por las fases. El personaje principal no tiene ningún desarrollo, dejando que sea un avatar del jugador. La historia, como tal, es resultona y no se sale de lo normal, y a partir de la segunda parte del juego verás que se vuelve un sinsentido y decae muchísimo. Es cierto, pero sinceramente, os pido que a partir de ese momento os fieis de mi palabra y vayáis hasta el final, creo que compensará esa segunda parte (aunque pudo ser más interesante en general, con más personajes o más desarrollados).n4

Arte/Tecnología: El juego está hecho para que parezcan dibujos animados, sacados de una serie de animación americana. No es nada nuevo, los mismos creadores (Klei) lo usaron con un juego anterior, Shank. 

La verdad es que se ve muy nítido, tremendamente fluido, las animaciones están muy bien hechas y la ambientación conseguida con su estilo artístico está bien. Como punto malo, quizá es un estilo demasiado americanizado para retratar algo oriental. Sin embargo, a pesar de eso todo está muy fiel retratado y la simbología oriental se ve perfectamente, bañando los escenarios.

Música/Sonido: El sonido es discreto, pero tiene la razón de dar ambiente. Sólo en situaciones concretas o cuando nos descubren la música hace acto de presencia, dejando el resto del tiempo el silencio y el ruido que hacen los enemigos. Las voces están en inglés (con subtítulos al español). Es un apartado correcto, que cumple su función.

Duración/Dificultad: Dependiendo de cómo lo enfoquemos, si queremos tratar de conseguir los objetivos opcionales de cada fase, de si queremos hacerlo de una forma u otra menos sádica, el juego adquiere distintos grados de dificultad. Al final, depende de cuánto se quiera dificultar las cosas el propio usuario. Una vez pasado el juego desbloqueamos un modo difícil donde no vemos cuanto ruido hacemos, entre otras cosas.

Su duración, una vez más en esta clase de juegos, es bastante corta, aunque no llega a casos flagrantes que ya he analizado por aquí. En unas 10 horas habremos completado el juego y nos habremos llevado por delante la mayoría de extras y secretos, aunque no todos.

En resumen: Mark of the Ninja  es un juego que me ha entusiasmado por muchas razones. Sus posibilidades, la forma de controlar al ninja, el estilo de juego sigiloso en 2D, el apartado artístico… es cierto que tiene errores, como una historia mal llevada o una duración algo corta (aunque no tanto como la media de indies  que pueblan estas tierras últimamente) pero la experiencia de juego lo compensa con creces 8/10. No puedo más que recomendarlo si te gustan los juegos de sigilo o la temática ninja. Y si ya es ambas cosas…

n3Juego de adivinar: ¿qué pasará cuando el guardia se gire?


PC Usado: MSI GE70 2PE APACHE PRO

  • Procesador Intel® Core, i7-4710HQ
  • Memoria RAM 8GB DDR3 SODIMM (1x8GB)
  • Nvidia GeForce GTX 860M, 2GB GDDR5
  • Windows 7 64 bits Service Pack 1
  • Jugado con mando de Xbox One

Un pensamiento en “Mark of the Ninja (PC)

  1. Pingback: Assassin’s Creed: Chronicles – China (PC) | Analizando Juegos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s