And Yet It Moves (PC)

Eres el centro del mundo, y lo sabes. Seguro que en más de una ocasión has pensado ¿sabes? todo gira alrededor mía. Bueno… ¿y si de verdad fuese así?

A4Jugabilidad: And Yet It Moves  se presenta como un juego en 2D clásico, con niveles relativamente largos cargados de plataformas y en menor medida pequeños puzles desperdigados aquí y allá. Avanzas tranquilamente cuando de repente ves que tienes que seguir caminando por una pared ¿qué haces?: fácil, giras el mundo a tu alrededor y la gravedad cambia, pegándote contra esa pared que pasa a ser el suelo.

Jugar con la gravedad es el punto que te mantendrá pegado a la pantalla y que diferencia a AYIM  del resto de plataformas. Estarás constantemente haciéndolo para avanzar, y lo que en un principio puede parecer fácil, rápidamente se complica, pues el personaje mantiene su inercia, si ganas demasiada velocidad en la caida acabas desmembrándote de una forma bastante gore (para ser un muñeco de papel). Algunos elementos del escenario son modificados también por la gravedad, y un fuego controlado puede cambiar de dirección haciéndote arder, o unas rocas posadas plácidamente en el suelo a sus cosas pasan a ser una avalancha hacia tu persona cual adolescentes hacia One Direction: imparable y dolorosa.

Junto a la gravedad, estos elementos provocan la aparición de pequeños puzles, que van dándole variedad al juego. Por ejemplo, algunas plataformas sólo aparecen si la gravedad está en un sentido concreto, o unos murciélagos pueden atacar a camaleones, pero siempre están en lo que consideran “el techo” dependiendo de la dirección de la gravedad, etcétera.

A2Sin embargo, debo advertir que no todo es bueno, y eso se ve desde el principio. Servidor abandonó el juego hace más de un año la primera vez que intentó jugarlo ¿por qué? el primer nivel del juego es malo con ganas. Y es que el juego va ganando a medida que avanza, y muestra sus mejores cartas al final, pero las peores al principio. En el comienzo los niveles son pesados, sosos y aburridos. Es por ello que recomiendo darle una oportunidad hasta el segundo mundo, el bosque, que es cuando la cosa empieza a coger ritmo y a ponerse interesante, haciendo que las mecánicas funcionen más allá de la novedad inicial.

Historia: No tiene en absoluto. Quizá alguno esté pensando en juegos como Limbo, que dejan intuir la historia, pero aquí no hay nada de eso. Lo cual no es necesariamente malo, quiere ser sólo una experiencia, pero no le habría sentado nada mal tener un hilo conductor, por sutil que fuera. Como Super Mario (antes de que Miyamoto & Cia se cargasen el lore).

Arte/Tecnología: Es… un collage. El personaje está sacado de un esbozo de libreta y los fondos son recortes de fotos e ilustraciones. A1Se podría hacer algo idílico como Tearaway, pero se prefirió algo distinto, mucho más personal. El tercer mundo es una locura en ese sentido, y se agradece.

Por el lado técnico, todo cumple los mínimos. Bien animado, buena resolución, fluido, y demás. Se juega y se ve bien.

Música/Sonido: Uno de los puntos más graciosos del juego. Música apenas hay salvo en momentos concretos, donde se integra sorprendentemente bien con el nivel. Mientras tanto, no para de haber sonidos más o menos extraños y curiosos rellenando el silencio. Y si bien al principio esto está bien, la falta de variedad hace que rápidamente se repitan, volviendo al plano auditivo bastante repetitivo.

Duración/Dificultad: Como suele ser habitual, llegamos al agujero negro de estas producciones. Y es que se ve que lo diferente y original está reñido con durar un mínimo exigible. En un par de horas habrás finiquitado la campaña principal, que salvo un par de momentos plataformeros y otro par de momentos puzleros no es realmente complicada, y sólo te quedan modos secundarios como contrarrelojes o los ya pertinentes logros. Aunque su dificultad es aceptable y satisfactoria, justo cuando el juego empieza a atraparte es cuando se acaba.

En resumen: And Yet It Moves  es un juego corto, que auditivamente no ofrece variedad, y que tiene uno de los principios más malos que recuerdo de un videojuego (en comparación a lo que viene después, hay videojuegos simplemente malos todo el rato). Y sin embargo, se mueve 6.5/10. Se mueve porque su jugabilidad es fresca, ofrece cosas nuevas, y va introduciendo mecánicas todo el rato. No aburre, no cansa, siempre es un reto que divierte. Si buscas algo nuevo en el plano plataformero, es una experiencia para rellenar un día cualquiera más que recomendable.

A3Cuando la iglesia fue tras Galileo, quería evitar esto ¿¡quién se ríe ahora de ellos, eh!?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s