Sonic Lost World – Deadly Six Edition (Wii U)

Sonic  sigue intentando hacerse un hueco en un mundo al que ya no pertenece. Sus loopings han sido sustituidos por disparos y juegos que tratan de ser adultos sustituyendo el color por grises rozando el negro. Curiosamente, Lost World  ha pasado sin esa enorme campaña de publicidad que gozaron Colours o Generations, y con este no han re-repetido aquello de “volver a las raíces” ¿lo irónico de todo esto? que esta vez sí lo consiguieron.

s1Jugabilidad: Este juego cambia y mucho las cosas en los juegos 3D del erizo azul. Los controles han mutado, teniendo ahora un gatillo para correr, el otro gatillo para hacer el clásico spin dash  de los juegos 2D, perfectamente adaptado aquí, y al marcar enemigos (marcando varios a la vez como novedad), puede o ir a por ellos como bola -lo clásico en la saga- o darles una patada, enviándolos hacia el fondo y pudiendo dar a enemigos alejados. Ciertos enemigos requieren un poco de estrategia, como darles una patada antes de ir a por ellos en forma de bola. En cuando a correr o no, si vas corriendo podrás hacer parkour, subiendo desniveles o ir pegados a las paredes cual Prince of Persia. Sin embargo, al ir corriendo costará más calcular los saltos, y en este juego, como buen Sonic, hay muchos. Los Wisp  vuelven desde Colours, pero esta vez hay muchos menos y su uso está muy contenido, y son plenamente opcionales. Ahora no rompen el ritmo de juego, y pueden controlarse tanto con los sticks del mando como con su sistema de movimiento.

Sin irnos del mando, aquí sólo se utiliza para mostrar un mapa y los ya mentados controles de movimiento cuando se usan a los aliens del color, sin embargo, con sólo pulsar un icono se puede pasar el juego a esta pantalla (y viceversa a la televisión), sin pausas, sin retardos y sin ninguna pérdida de calidad.

s2Lost World  presenta un sistema de juego mucho más pausado y cercano a los juegos de Mega Drive  que sus últimas incursiones en 3D, los mundos son explorables y tienen varias rutas, y hay tanto fases en 3 dimensiones que recuerdan a Mario Galaxy  por su sistema gravitatorio como fases en 2 dimensiones que son las continuaciones directas de los ya citados primeros juegos del erizo, aunque sin perder ese toque de gravedad. El juego de verdad se siente como el siguiente juego de la saga antigua, es más, me arriesgo a decir sin temor que es el juego plataformero, y no sólo de esta saga, que mejor adapta los mundos en dos dimensiones a las tres, sin que haya un cambio que rompa esquemas o aleje a la saga de lo que era. Podría llamarse Sonic the Heghedog 4  y la gente lo aceptaría sin problemas.

Como puntos malos, algunos niveles no están tan a la altura como otros y los jefes finales son simplemente paupérrimos y olvidables, aunque siguen siendo mejor que ver a Eggman  con un robot nuevo en cada encuentro, y el control, aunque perfectamente ajustado, cuesta hacerse con él si vienes de los anteriores Sonic 3D.

Para finalizar este apartado, el juego cuenta con compatibilidad Miiverse  y un modo de carreras para dos jugadores, desbloqueando carreras a medida que haces la historia principal.

Historia: Sonic y Tails  están persiguiendo al secuestrador de animalitos Eggman, cuando acaban llegando al mundo perdido de Héxagon, donde ahora tiene su base el malvado doctor. Además, éste controla a unas criaturas que se hacen llamar “Los Mortíferos Seis”, y que, aunque suene mentira, pondrán las cosas difíciles al erizo y acompañantes.

Es una historia que, aunque simple y sin grandes giros, está mucho más elaborada que los dos últimos juegos de sobremesa, y aunque infantil, plantea situaciones interesantes cómo cuánto de fuerte es la amistad entre zorro y erizo, qué demonios quiere Eggman con estos dos, y es una historia que, sin entrar en destripes innecesarios, pone cada vez más al límite a Sonic.

Arte/Tecnología: Artísticamente el juego es feo. Entiendo que han querido marcarlo con lo retro y darle un aspecto infantil con cosas muy simplificadas y excesivamente redondeadas, pero después de haber jugado a Generations, queda simplemente mal y parco en los detalles. Además, es mucho menos espectacular y juega menos con la luz que el anterior juego. Lo que más me ha gustado fue el aspecto del protagonista y la forma en la que corre, sacada directamente de Sonic CD.s4

Tecnológicamente, eso sí, impecable, siempre fluido y con gran definición de pantalla, aunque cuando se juega en el tableto-mando adolece de caídas de frames  más habituales de lo que deberían.

Música/Sonido: Un punto simplemente bueno. Las melodías están bien pero no terminan de enganchar ni de ser tan fantásticas como en el resto de juegos. Tiene un par de temas realmente buenos, pero tampoco va mucho más allá.

Las voces están completamente dobladas al español, lo cual fue una agradable sorpresa, y se mantienen las del anterior juego. Las nuevas están bastante bien y se adaptan como un guante a los nuevos personajes. Nada mal en este aspecto, y espero que sigan así mucho tiempo.

Duración/Dificultad: Es un juego bastante corto, aunque entre sacar todos los anillos rojos y las contrarrelojes las 36 fases que tiene se nos harán más largas de lo que ya son. Porque puede que 36 suene a poco, pero cada fase tiene sus buenos minutos de duración nada desdeñables.

El juego cuenta con dos DLC gratuitos, basados en los mundos de Yoshi Story y The Legend of Zelda. Adapta realmente bien sus mecánicas sin dejar de ser el juego que es, y especial mención al de Zelda, porque es fantástico. La edición especial (Deadly Six Edition) cuenta con un nivel más, que sinceramente, si alguien duda entre esta edición o la normal, le recomiendo encarecidamente que coja la caja que más le gusta, sin contar esta fase. El nivel apenas vale la pena y es corto y puesto a calzador, no influye en absoluto con la historia, y apenas tiene presencia de NiGHTS, que era su gran aliciente.

La dificultad por su parte es el gran punto del juego. Si Sonic Lost World  recupera la jugabilidad e historia de ese mundo perdido llamado saga clásica, hace lo propio con su dificultad, teniendo una agradable curva que te pide constante atención, y a partir de cierto punto nervios de acero. Morir veces y veces (y más si buscamos los anillos rojos) es lo normal. Es un juego difícil, y lo es porque quiere serlo, no por fallos de diseño o por no ver lo que se nos viene encima, ya que eso nunca pasa y siempre te da la posibilidad de hacerlo bien.

En resumen: El erizo volvió por la puerta grande a su mundo original. Una continuación directa de sus mejores juegos, completamente modernizada. Tiene pequeños fallos aquí y allá, como esos jefes finales, un par de niveles que no están a la altura del conjunto, o que no aproveche todo lo que debería los planetoides y mundos esféricos de los que hace gala, pero aun así y con todo, las sensaciones que consigue son fantásticas. Un control exquisito y novedoso, mundos plataformeros, dificultad clásica, una historia más interesante de lo que parece en un principio… 8/10. Si hubiese sido mejor audiovisualmente y más largo, quizá estaríamos hablando del mejor juego en tres dimensiones de la saga.

s3¿Por qué lo han llamado “Yoshi’s Island Zone si está basado en Yoshi Story? Explicación sin usar la palabra “Marketing”, por favor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s