Proteus (PC)

Va a ser complicado hablar de este producto. Para empezar, imaginaos Dear Esther ¿lo tenéis? ahora quitadle el guión, las voces, y el apartado tecnológico, sustituyéndolo por uno sacado directamente de una Atari 2600. Pues aquí está Proteus.

p1Jugabilidad: Juego en primera persona en el que simplemente nos movemos y vemos a nuestro alrededor. No podemos interactuar con nada, aunque al acercarnos a cosas éstas sueltan algún sonido o en el caso de animales, huyen de nosotros.

Al principio de cada partida, Proteus nos deja justo delante de una isla generada automáticamente (siendo cada una distinta a la anterior) que podemos explorar. Sin prisa: no morimos, no hay vida, nada nos hace daño. El juego no tiene objetivos en absoluto, no hay que construir, no hay que sobrevivir, no hay que descubrir objetivos. Sí, tiene algún detalle curioso que te hace avanzar para ver que es, pero es una sutil forma de moverte por la isla. Este producto es, a grandes rasgos, un simulador de paseos lleno de misticismo y múltiples respuestas a la pregunta de “qué quiere enseñar”. Simplemente muévete, mira a los animales retozando, los píxeles cayendo de los árboles, la lluvia golpeando el suelo y disfruta de la paz. En un momento dado puedes cambiar de estación y ver los cambios producidos. En cuanto a estos cambios, a las posibilidades que ofrece el juego, parecen pocas, y pueden serlo, pero siempre consigue que tengas esa sensación de que te dejas algo sin ver detrás de aquel árbol o aquella montaña. Y quién sabe, quizá sea cierto.

p3Historia: No tiene. Cero. En absoluto. Hay cosas sueltas, como estatuas en círculo, pero es para que cada cual saque sus conclusiones.

Arte/Tecnología: Si bien el estilo que utiliza es… personal, se permite unas imágenes preciosas, con unos atardeceres dignos de ser contemplados, una paz que transmite cada píxel en movimiento, y todo lleno de vida, con animales moviéndose y saltando y flores bailando. La iluminación está bien conseguida.

Se le pueden achacar cosas, como que dentro de ese estilo todo pudo estar más detallado, o ser más variada en sus escenarios, o tener más cosas, o llenarlo más, o hacer la isla más amplia, entre varios aspectos. Y más, con ese apartado que muchos podrían acusar de simple vagancia. Sin embargo, las postales que consigue son muy bonitas, porque logra algo que no pasaba desde hace mucho, que con la ausencia de detalles que da un apartado tecnológico así, sea nuestra mente la que rellene y dé forma al conjunto, como cuando se jugaba a una Atari y al ver 6 píxeles con forma humana nos imaginábamos que era el protagonista que salía en la portada de la caja.

Música/Sonido: Uno de los puntos más fuertes del conjunto. Todo produce música, caminar, acercarnos a objetos, animales saltando… que juntándose y mezclándose los unos con los otros, forman una experiencia fantástica. Según lo rápido que camines, la música va más rápida o más lenta, y todo se complementa. A veces forma cosas realmente bonitas, pero otras se vuelve demasiado caótica. Un punto medio no le habría venido mal.

Duración/Dificultad: Como ya he dicho, no hay dificultad alguna, cero. En cuanto a la duración, ese ya es otro tema. Está tan falto de contenidos, que en unos 40 minutos habrás visto casi todo el juego y todas las estaciones. He tardado más en analizarlo, que en jugarlo.

En resumen: Unos dirán que es un producto pata gafapastas, que sueltan cualquier basura y dicen que “es de autor” cual arte abstracto para no trabajar. Otros dirán que es una obra maestra incomprendida en su tiempo para paladares selectos. Otros, simplemente, pasarán unos 10 minutos al día en el juego, usándolo como medida anti-estrés por la paz que transmite 6/10. Sea cual sea tu opinión, tienes razón. Y esa es una de las gracias del juego, que cualquiera es bienvenido con sus pensamientos.

La nota es simplemente orientativa e intento ser lo más objetivo que se puede ser con algo que reniega de los fundamentos básicos de un videojuego (tener objetivos que cumplir, aunque sean simplemente leer) pero aun así se vende como tal. Me baso en que pudo estar más trabajado tecnológicamente a pesar del estilo elegido, en que pudieron añadir más cosas que ver/oír y que por lo tanto aumentarían su paupérrima duración, y en que la música, a pesar de lo bien que se fusiona con el resto de elementos, pudo estar más inspirada y no ser tan caótica.

p2Es una aurora boreal, o lo intenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s