The Legend of Zelda: Four Swords Adventures (NGC)

http://elreciclaje.org/

¿Hmm? ¿se me ha colado algo? no creo… Hoy vengo a hablar de Four Swords Adventures, título de Game Cube  que continuaba la experiencia multijugador de Four Swords, un añadido que vino en el cartucho de A Link to the Past,  el port para Game Boy Advance  del juego de SNES.

Four Swords  de GBA  trataba de que cuatro personas controlaran a sus respectivos Links  de cada color en un Zelda  clásico 2D, aunque en niveles cerrados, sin mapa que explorar. Four Swords Adventures, de NGC, continua esa experiencia, aunque en este caso se puede jugar en solitario (la experiencia en la que me centraré). Metámonos de llenos en este http://elreciclaje.org/ Zelda  para ver Hyrule  desde una perspectiva más clásica pero no por ello menos extraña.

z2Jugabilidad: FSA  es un Zelda en dos dimensiones con vista cenital, donde manejamos a cuatro Links, ya sea juntos o por separado, para resolver puzles en niveles guiados. Podemos hacer que los héroes hagan formaciones de ataques, conseguir ítems clásicos, o usarlos por separado para que cada uno haga algo distinto en un puzle en concreto.

Si bien los niveles al ser lineales pueden ofrecer más puzles, de hecho, llega un momento donde los niveles en campo exterior pasan a ser mazmorras en sí mismos, esto deja menos espacio para la exploración. Que por otra parte, tampoco te interesará pasados un par de niveles, pues después de terminar, se reinicia todo: corazones, poder de la espada, ítems (que en esta entrega hay muy poca variedad)… pierdes absolutamente todo. Por otra parte, si juegas solo, cuando un Link  consiga un ítem, sustituyendo el que ya tiene, automáticamente el resto cambian también el ítem, por lo que muchas veces esto se traduce en “vete aquí, consigue este ítem, úsalo para encontrar todos los secretos, avanza, cambia ítem, úsalo para encontrar todos los sez3cretos…”. Para términar este párrafo de cosas malas, el sistema de guardado es bastante malo, pues sólo te permite utilizarlo cada vez que te pasas el nivel en el que estés.

Sin embargo, también hay que decir que lo que conserva de los Zelda  clásicos, lo conserva bien: las mazmorras tienen un gran diseño, los puzles son originales, hay un montón de enemigos a mansalva (y en esta entrega vienen por decenas a la vez, formando un ejército contra cuatro héroes) y en general, será entretenido jugarlo, aunque por la falta de exploración se vuelve una experiencia muy ligera en comparación a otros títulos de la saga, ya que no hay evolución en los personajes.

Historia: FSA  cuenta la historia de cómo Vaati,  un malo malísimo clásico en la saga, vuelve a las andadas y secuestra a la princesa y pone al reino bajo el caos. Hay un giro de guión interesante… pero se queda en eso.

Siendo justos, la historia avanza a un ritmo bastante rápido, al no haber espacios abiertos no hay zonas de relleno, así que siempre va justo a lo que busca. Pero por la parte mala, el reciclaje es extremo: personajes, hechos, situaciones… todo está sacado de anteriores juegos sin tratar de ocultarlo lo más mínimo.

z4Arte/Tecnología: Si el reciclaje en historia ya era extremo, aquí directamente lo lleva a un nuevo nivel, al nivel de la divinidad. Todo, absolutamente todo, pertenece a otros Zelda. A veces ligeramente remozado, otras calcado tal cual, y otras veces cogieron a personajes ya existentes para hacerles sus sprites e incluirlos en el juego ¿jugaste a A Link to the Past, Wind Waker y Minish Cap? entonces conocerás el 90% de elementos del juego. El trabajo es irrisorio, en este aspecto lo único añadido es la cantidad de enemigos en pantalla, decenas a veces, y un filtro para las mazmorras. Poco más.

Sonido/Música: Simplemente, parejo al apartado anterior. Toda melodía es de otros juegos, y ya han sido remezcladas tantas veces, que no podría distinguir si aquí volvieron a hacerlo o son las mismas tal cual, sin arreglos. Los sonidos, efectos, voces, exactamente igual, aunque en este aspecto no es malo, ya que mantiene la calidad de siempre.

Duración/Dificultad: Unas 20 horas, que se quedan bastante cortas. Si bien hay que achacarlo al cambio de fórmula de niveles cerrados, se podría haber aprovechado para poner más material o complicar más las mazmorras, pues sufren todas de lo mismo: consigue el ítem concreto, haz todo lo que tengas que hacer, y pasa a lo siguiente. Todo muy guiado, aunque sin llegar al punto de Skyward Sword, por suerte.

En resumen: Un sucedáneo de Zelda  que es más para reírse un rato con los amigos que para jugar sólo como si fuese un juego normal de la saga. Las cosas que comparte de otros juegos, como las mazmorras, las resuelve relativamente bien, pero han quitado cosas clásicas para meter unas nuevas mecánicas que no terminan de encajar o limitan la experiencia, como la nula evolución del personaje 5.5/10. Es divertido para echarle un ojo por la curiosidad, pero tampoco pasa de ahí.

z1Esta es la cara del horror puro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s